Categorías
Comunicación 2.0 Enoturismo Redes sociales

De tertulia sobre enoturismo y redes sociales

Hace unos días me invitaron a participar en una tertulia sobre vino, enoturismo y redes sociales en el programa ‘Buenos días, Canarias’ (de Canarias Radio, La Autonómica).

Me junté con Felipe Monje (el Páter de Bodegas Monje), Javier Álvarez y Carolina del Puerto (socio y responsable de social media, respectivamente, de La Azotea de Benito) y Carmen Martín (asesora en comunicación digital y formadora). Nos coordinó la propia Carmen y nos “presentaron” Víctor Hugo Pérez y Jussara Alayón.

De lo que allí se habló, yo destacaría que todos estuvimos de acuerdo en la importancia que en la actualidad tienen los entornos de comunicación 2.0 para las empresas dedicadas al ocio y al turismo. No es que esta “nueva comunicación” sea el futuro, es que ya es el presente, por mucho que haya empresas que todavía remoloneen pensando que con abrirse una página en Facebook está todo el trabajo hecho.

Bodegas 2.0

En nuestro ámbito particular, resulta curioso que el del vino sea el único sector del turismo en el que todavía Internet se resiste a ocupar un lugar de privilegio en su gestión. Hay pocas bodegas que tengan sitios web útiles, dinámicos y realmente 2.0 (más allá de la tienda online típica y de dudosa rentabilidad) y se publican muy pocos contenidos sobre el tema, perdiendo oportunidades magníficas de contar, en blogs, historias bonitas y humanas sobre las actividades en torno al vino y al enoturismo. Como siempre digo, en redes sociales o te diferencias o mueres: “No me cuentes que tu vino es el mejor del mundo, cuéntame cómo lo haces, por qué lo haces así y qué sientes al hacerlo”.

Por ejemplo, ¿cuánto tardarán las bodegas en darse cuenta del potencial que tiene una buena tienda integrada en Facebook? Ya es tiempo del Social Commerce, y por muy poco dinero hay soluciones que permiten que nuestros seguidores completen su compra sin salir de la “comunidad”. Al fin y al cabo, si en mi página de Facebook tengo 2.000 seguidores, ¿no será más fácil intentar que compren ahí que pedirles que pinchen en un enlace para conducirlos a una tienda online perdida en un sitio web que muchas veces es un infierno en cuanto a navegación?

En la tertulia hablamos de muchas otras cosas, claro, pero les invito a que den clic en el archivo de arriba y me cuenten luego sus impresiones. ¿Qué añadirían a todo lo que allí se habló?

Categorías
Comunicación 2.0 Vinos

Apps para bodegas, el móvil como canal de venta

Un estudio reciente elaborado por encargo del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) indica que las bodegas españolas cada vez utilizan más internet para vender sus vinos. Según sus datos, un 38% de las bodegas dispone de una tienda online en su página web y la mayoría (un 46%) apenas lleva un año vendiendo a través de la red. Y la tendencia es a aumentar.

Eso está muy bien, pero metidos de lleno en el camino hacia 2014, el escenario sobre el que nos movemos evoluciona a una velocidad de vértigo. ¿Y hacia dónde evoluciona? Pues hacia los dispositivos móviles.

Miremos donde miremos, encontraremos cifras sobre el uso de móviles en España y el resto del mundo que marean. El caso de nuestro país es especialmente alentador, pues ni siquiera la crisis ha conseguido que la penetración de los llamados smartphones en nuestra vida cotidiana se frene. Es muy probable que ahora mismo alguien esté leyendo esta entrada u otras similares desde su móvil.

Mobile commerce

Pero hay más. Los datos indican que cada vez usamos más el móvil no solo para navegar por la red, sino que nos estamos animando a comprar desde este dispositivo. Las cifras tanto de venta de dispositivos como del uso que les damos indican que el futuro del comercio electrónico será móvil. En este enlace a Puro Marketing están las claves del enorme potencial que presenta este terreno. Por ejemplo, catorce millones de españoles compraron a través del móvil en 2012, un 70% más que el año anterior.

Otros estudios indican que en 2017 los ingresos mundiales por comercio electrónico móvil superarán el billón de dólares (19.000 millones de euros solo en Europa).

Entonces, ¿por qué esperar más?

Hay gente que ya se está subiendo al carro. Comienzan a proliferar, por ejemplo, las aplicaciones para móviles a modo de bases de datos enciclopédicas sobre el vino. Vamos a echar un vistazo a esta, Vivino:

El vídeo es muy malo, pero la idea es fantástica: entras es un supermercado, en un restaurante, en una bodega o donde sea que entres, ves una botella de vino, le haces una foto a la etiqueta con tu móvil, la app. la escanea y en segundos te presenta una ficha completísima sobre el vino, sus características, la bodega que lo produce, opiniones de gente que lo ha probado, etcétera. Tú mismo puedes opinar, escribir una nota de cata, recomendarlo o no…

La he probado, ¡y funciona! El problema para nosotros es que, de momento, no incluye ningún vino de Lanzarote, ni de Canarias. Ya les escribiremos, ya…

iWine, un ejemplo español

También hay aplicaciones para comprar directamente desde el móvil. Se acaba de presentar el resultado del proyecto iWine, una muy interesante aproximación española a la aplicación de estas tecnologías en el sector del vino.

Bajo ese marco, se han desarrollado cinco aplicaciones para distintas plataformas móviles dirigidas a mejorar el funcionamiento de áreas productivas concretas de otras tantas bodegas. Las hay que permiten a los comerciales vender el producto a los clientes desde la tableta o el móvil, geoposicionar la situación de cada vendedor para optimizar las rutas, hacer pedidos online desde el móvil o consultar en tiempo real el stock disponible de cada producto.

Y las hay también más dirigidas al usuario final, permitiendo hacer desde el móvil visitas virtuales a la bodega, comprar vino en la tienda online sin salir de la aplicación e incluso beneficiarse de descuentos en función del historial de compras.

El campo es amplio, y las posibilidades infinitas. Dado el desarrollo de la tecnología y la generalización y popularización de su uso, el límite lo pone la imaginación. Está en la mano de cada productor descubrir cómo esta nueva realidad puede ayudarle a mejorar sus resultados.

¿Conoces tú alguna bodega que ya se haya lanzado a esta piscina?

(Nota: Como ven en los comentarios de abajo, han escrito los creadores de la aplicación Vivino y matizan que sí incluyen muchos vinos canarios, y que los que no encontremos los podemos escanear nosotros mismos. Así que, ahora la app nos gusta mucho más)

Categorías
Enoturismo Lanzarote Vinos

Sake, maguro, Diego, Malvasía, Japón, Lanzarote

Yaki udon, tempura moriawase, maguro tataki, mekajiki maki, kari-kari maki, maguro nigiri y sake nigiri. Atún y salmón. Salmón y atún. Y gamba, pimiento, fideos, pulpo, pez espada… Y salmón y atún.

Ayer por fin me decidí a zanjar una de esas cuestiones pendientes que me rondaban por la cabeza desde hacía ya tiempo, una que se había convertido en un run-run constante, pero que por motivos muy diversos se iba retrasando sin tomar medidas contundentes. Pero, insisto, ayer cayó: fuimos a comer al Sushi Bar Minato Lanzarote con la idea de experimentar cómo se mezcla la comida japonesa con los vinos de nuestra isla.

Y se mezcla bien. Bueno, más que bien.

Mérito, como ahora veremos, de los espectaculares vinos blancos lanzaroteños, que sirven para un roto y para un descosido. Pero mérito también de la calidad enorme, de la elaboración concienzuda y de la presentación en plato exquisita que el equipazo de este restaurante de Puerto Calero sirve a sus mesas. El Sushi Bar Minato es una apuesta firme y atrevida por la comida tradicional de Japón combinada con lo mejor de nuestra isla. Ojalá ganen la apuesta, se consoliden y sean un referente. Se lo merecen.

La primera sorpresa, la gran sorpresa del día, me la dio el Bermejo Diego Seco 2012, de Bodegas Los Bermejos. En su momento hablé del Bermejo malvasía fermentado en barrica, excepcional, pero en aquella ocasión lo probé en Famara con platazos de la gastronomía local cocinados a la manera conejera.

Esta vez la experiencia fue diferente, pero la sorpresa no menos impactante: el Diego Seco 2012 es perfecto para realzar las propiedades de la comida japonesa sin que se anulen mutuamente. Menos fruta, similar de flor y más hierba, creo que hacen más idónea la elección de diego por encima de malvasía.

La bodega lo define así: “Abundantes notas de jazmín, anís y hierba. Carnoso, glicérico y con la frescura que le aporta su gran acidez”.

diego-seco-2012-bermejo-lanzarote
Diego Seco 2012, de Bodegas Los Bermejos, Lanzarote, vino perfecto para combinar con la comida japonesa

Pero también probamos malvasía, que no se diga. Esta vez tocó Malvasía Seco 2012 de Bodegas Stratvs. La todopoderosa malvasía volcánica contada así por sus productores: “Fruta tropical (maracuyá), algo de piña, hinojo, flores blancas, notas cítricas (sobre todo piel de lima), notas cremosas. Fondos limpios y elegantes. Fresco, ataque frutal muy varietal, largo”.

Un gran vino también, válido para este tipo de combinación, aunque insisto en que, en mi opinión, la mezcla más acertada entre makis, nigiris, sashimis y vinos de Lanzarote es con diego. Cuestión de gustos…

Así que ¡asignatura aprobada! Para mí, que me sacudí el run-run, y para nuestros vinos, que están a la altura cuando se les pone a prueba con toques gastronómicos diferentes.

Me fui con pena de no haber podido probar el “Chacho maki”, un invento de estos genios a base de cherne y que no siempre está disponible. Pero así me dejo una excusa para repetir, porque a los sitios que merecen la pena no hay que darles la espalda.

P.D.: Para quien se pierda entre tanta palabreja del extremo oriente, aquí dejo una parte de la carta del Minato (muy bonita, por cierto) en donde queda todo negro sobre blanco. Disfruten:

definiciones-comida-japonesa-sushi-bar-minato-lanzarote
Qué es cada cosa cuando hablamos de comida japonesa
Categorías
Enoturismo Lanzarote

Las cocinas de la cabra, nuevo éxito de Saborea Lanzarote

La Fiesta de las Cocinas de la Cabra, o cómo combinar la carne y el queso de este animalito con los mejores vinos de Lanzarote.

Ayer estuvimos de feria en Mancha Blanca y lo pasamos realmente bien. Cientos de cabras, de dos y de cuatro patas, nos dejamos caer por allí y vivimos un domingo (y van…) diferente. Incluso nuestra cámara se contagió y disparó fotos dignas de una cabra loca. Pero bueno, aquí las dejamos, para que quede constancia.

Y como siempre decimos, enhorabuena a los organizadores y participantes. Hace algún tiempo hablamos de Saborea Lanzarote con motivo del Festival Enogastronómico que montaron en Teguise. Pues la fiesta de ayer fue la culminación de otra iniciativa muy interesante de los mismos cerebros: la “Semana enogastronómica Saborea Lanzarote de la tierra y el vino (del cochino negro y la cabra)”. También la DO Vinos de Lanzarote colabora. Y entre todos se están consiguiendo avances en el turismo del vino y la gastronomía en nuestra isla.

Así que espero que no dejen de hacerse fiestas e iniciativas como esta. Son una inversión a futuro que ya están empezando a dar sus frutos.

Categorías
Enoturismo Lanzarote Viajes

Ve a por los turistas, condúcelos a las bodegas

Hace unos días hablábamos aquí de la dificultad que supone en un destino “de sol y playa” abrir nuevos caminos en cuanto a promoción turística. Nos referíamos a cómo en Lanzarote se está intentando situar el turismo del vino como una alternativa poderosa a la oferta tradicional imperante en la isla.

Casualidades de la vida, el pasado jueves se presentó la iniciativa “De vinos por Lanzarote”, una idea en cuya simplicidad está su mayor potencial: vas a los hoteles donde se alojan los turistas y les vendes bonos-degustación a un euro y medio. Estos bonos se canjean luego por vino en cinco de las bodegas conejeras más representativas.

Del hotel a la bodega para degustar el vino
Del hotel a la bodega para degustar el vino

¿A qué me refiero cuando digo lo de la simplicidad de la idea y su potencial? Por ejemplo:

– Uno de los problemas que padece el enoturismo en Lanzarote es que buena parte de los dos millones de turistas que nos visitan no sabe que aquí se produce un vino de calidad excepcional. Si los visitas en sus hoteles y se lo cuentas, ese desconocimiento disminuye.

– Muchos de los turistas “de hotel” se enclaustran durante su estancia. En eso los hoteles se lucen: oferta variada y activa para toda la familia, facilidades para el descanso y el ocio, “aparcamientos” para niños (minidiscos, zonas de juegos…), precios ajustados, etcétera. Si en ese hábitat tan peculiar les dices: “Mira, por poco más de lo que cuesta un café te damos un vino magnífico en un entorno que no se parece a nada que hayas visto jamás y que no te dejará indiferente”, pues estás creando una expectativa y ofreciendo un aliciente para que una mañana se escapen y conozcan La Geria y lo que allí se hace.

– Si consigues que vayan, es muy probable que repitan si vuelven de vacaciones a la isla. Y, más importante todavía, crecerá también la probabilidad de que en su entorno, cuando cuenten sus vacaciones a sus amigos, hablen de ese vino tan rico que tomaron en esa bodega de gente tan amable enclavada en ese paisaje tan sobrecogedor. Y así, si esos amigos vienen a Lanzarote, puede que tengan en mente una escapada a La Geria o comprar vino local.

Eso sí, si van habrá que tratarlos bien, hacerles sentir cómodos y ofrecerles complementos que redondeen la experiencia: visitas guiadas interesantes, exposiciones, catas, zonas de descanso, “aparcamientos” para niños…

Ahora solo falta estar atentos a cómo funciona la iniciativa, que de momento ha conseguido unir a algunos de los actores más representativos y con mayor potencial para impulsar el enoturismo en la isla (y esto ya es un logro per se que creo deberíamos reconocer, sobre todo, al Consejo Regulador).

A todos les deseamos la mayor suerte del mundo.

Categorías
Enoturismo Lanzarote Redes sociales

En redes sociales, o te diferencias o mueres

Hablando esta mañana con un amigo panadero sobre los entornos 2.0, el social media y demás cosas “modernísimas”, me contaba que en su tienda todavía funciona un horno tradicional, de los de toda la vida, y que en Francia es algo que comienza ahora a recuperarse. Volver a lo antiguo como símbolo de autenticidad, del valor de las cosas bien hechas, del amor a tu profesión y del respeto por tu trabajo.

Y estuvimos de acuerdo en que ese horno es lo que le diferencia a él frente a sus colegas-competidores. En un mundo dominado por las prisas, que en su panadería todavía empleen ese horno, o dieciocho horas en la fermentación y elaboración del pan, les hace especiales.

Bake oven, Murray Bay, QC, 1898
Bake oven, Murray Bay, QC, 1898
http://www.mccord-museum.qc.ca/en/collection/artifacts/VIEW-3293

Si decide dar el salto a las nuevas plataformas de comunicación social, la historia del horno merecerá ser contada. Igual que la de las dieciocho horas de fermentación. ¿Por qué? Porque cada uno debe aprender a diferenciarse, debe encontrar ese algo que le haga especial, distinto a los demás. Y luego debe aprender a contarlo.

La gente busca emociones, historias auténticas detrás de los productos que compra o consume. Si creas una página de Facebook y te limitas a intentar vender tu pan, estás condenado al fracaso. Si, por el contrario, le cuentas a tus seguidores cómo elaboras ese pan, o quién se encarga de hacerlo, o a qué hora te levantas, en plena madrugada, para empezar a prepararlo, entonces tienes más probabilidades de enganchar con tu público, potencial o real. Gustarás más, incluso caerás mejor. Seguro.

Pasemos ahora a nuestro territorio favorito: el vino y las bodegas. ¿Qué tiene mi bodega que la haga diferente de las demás? Al fin y al cabo, todas producimos vino, ¿no? Es cierto que hay vinos buenos y otros no tanto, y eso es un elemento de diferenciación. ¿Pero qué ocurre cuando nos trasladamos a las plataformas sociales? Pues es muy común que una bodega puntera que destaca elaborando buenos vinos naufrague en estos entornos por no saber contar lo bueno que es su vino y lo que lo hace especial, distinto.

Hay bodegas que todavía valoran su éxito en las redes sociales por el número de seguidores que tienen. Grave error. No vale de nada tener 10.000 seguidores en tu página de Facebook si el porcentaje de los que participan activamente en ella es mínimo (el famoso “Personas que están hablando sobre esto”, o cuántos comentarios dejan en tus historias, o la cantidad de gente que comparte tu contenido…). No cuentes (solo) qué vino elaboras; cuenta (también, y mejor) cómo lo elaboras, por qué lo elaboras así e incluso qué sientes al elaborarlo.

"Así hago yo el vino, así te lo cuento"
“Así hago yo el vino, así te lo cuento”
Barney Watson testing wine, circa 1985 http://www.flickr.com/photos/osucommons/6359775051/

Y vuelve a la pregunta: ¿Qué tiene mi bodega que la haga diferente? Además del vino, puede ser el trato al visitante, o una visita guiada pensada con esmero y que aporte valor añadido (por ejemplo, teatralizada, con material audiovisual, con aplicaciones de realidad aumentada…), o actividades que se salgan de lo común y que potencien el enoturismo.

Piensa en eso y piensa después cómo lo vas a contar, porque de tu estrategia en las redes, de tu habilidad para encontrar la diferencia, puede depender el éxito o el fracaso de tus iniciativas “en el mundo real”.

Categorías
Vinos

De la calidad y de lo diferente

“La gran calidad que atesoran muchos vinos de otras tantas zonas mundiales, la enorme competitividad de marcas y la eterna letanía de muchos vinos iguales me hacen reflexionar si es más importante la calidad sobreentendida que la personalidad, siempre y cuando el vino esté equilibrado y responda a las características del geoclima. He repetido en innumerables ocasiones que ya no es suficiente que el vino sea bueno sino diferente, que muestre su identidad”

José Peñín, “Los vinos raros que más me cautivaron en 2012”

http://jpenin.guiapenin.com/2013/01/30/los-vinos-raros-que-mas-me-cautivaron-en-2012-i/

Categorías
Enoturismo Lanzarote Viajes

Fermentación en barrica para un malvasía “bermejo” excepcional

Malvasía seco fermentado en barrica, de Bodega Los Bermejos
Un grandísimo vino en un restaurante estupendo

Ayer probamos en el Restaurante El Risco, de Caleta de Famara (Lanzarote), un vino excelente de una bodega también excelente: Malvasía seco fermentado en barrica 2012, de Bodega Los Bermejos.

No vamos a descubrir ahora la calidad de los “bermejos”, pero sí hemos querido traer aquí este en concreto porque responde a la premisa de que los blancos que fermentan en barrica suelen ser de categoría superior (ojo con no confundir crianza en barrica, típica de los tintos, con fermentación en barrica, más extendida entre los blancos).

Según la ficha de cata de la bodega, la fermentación da lugar a un vino con un “atractivo color amarillo con ligeros matices acerados y verdoso, limpio y brillante. Su nariz es compleja, con notas florales de jazmín y madreselva, cítrico, suaves recuerdos de la madera, vainilla, ligeramente ahumado, notas minerales. En boca es envolvente, con volumen, graso, elegante, potente y sutil a la vez, con un final largo y persistente”.

Y según nosotros, la fermentación da lugar a un vino exquisito, riquísimo y que vale la pena probar. Ayer lo disfrutamos acompañando a un carpaccio de atún, unas cabrillas y un bocinegro. Y la mezcla salió redonda.

Ficha del Malvasía seco fermentado en barrica de Bodega Los Bermejos
Ficha del Malvasía seco fermentado en barrica de Bodega Los Bermejos

El que quiera saber más sobre la técnica de fermentación en barrica, puede consultar este enlace del blog de Uvinum:

http://blog.uvinum.es/fermentacion-barrica-1531448

Categorías
Enoturismo Lanzarote Vinos

Bodegas El Grifo sigue sumando reconocimientos

El Grifo Malvasía Seco Colección
El Grifo Malvasía Seco Colección

Bodegas El Grifo, una de las diez más antiguas de España (dicen que está funcionando desde 1775), acaba de obtener un nuevo reconocimiento a su calidad.

En este caso, se trata de una medalla de plata en el prestigioso concurso Berliner Wein Trophy 2013 para su Malvasía Seco Colección 2012, elaborado con la uva característica y propia de Lanzarote: la malvasía volcánica.

La bodega solo se presenta a concursos vinícolas bajo el amparo de la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino). Y dice que estos concursos “se distinguen por realizar las catas a ciegas, por tener un jurado internacional cuyos miembros están relacionados con el sertor (enólogos, sumilleres, periodistas…) y porque la organización hace un seguimiento para comprobar que los vinos presentados son los lotes existentes en el mercado”.

En la web de la bodega se pueden ver todas sus creaciones.

Aún me acuerdo cuando probamos su tinto Ariana. ¡Vaya domingo!

Categorías
Enoturismo Lanzarote Viajes

Brunch en la bodega, otra excusa para “enoturistear”

Domingo invernal en Lanzarote (22º C) y aprovechamos para degustar el brunch que ofrece Bodega Stratvs. Fue un acierto: calidad, cantidad y variedad más que suficiente, además de un servicio agradable y muy profesional, para quedar a gusto y con ganas de repetir. Solo un pequeño “pero”: al servir el huevo, estaría bien que dieran a elegir qué tipo de vino se prefiere. El rosado es muy rico, desde luego, pero algunos de nosotros habríamos elegido un tinto. Por lo demás, otro domingo perfecto que demuestra que, si las bodegas se lo trabajan, el turismo del vino seguirá subiendo como la espuma.